"Vero": la nueva red social que ni es nueva ni buena



Saltó al estrellato hace unos días por su campaña viral contra Facebook, o, más bien, contra su algoritmo, pero la realidad es que esta red social ya tiene nada más y nada menos que 3 años.


La pregunta es sencilla: ¿tendrá éxito? ¿logrará destronar al todopoderoso Mark Zuckerberg? ¿A Google? ¿Siquiera a Twitter?

Pero… antes de nada, ¿qué ofrece Vero?

Vero te permite publicar imágenes, compartir enlaces y ubicaciones, y recomendar películas, música y libros, herramientas muy similares a las de las demás redes. Parece todo ello un verdadero mejunje heterogéneo de las principales redes sociales que podría mencionar cualquier usuario.

¿Y qué la diferencia de las demás?

Es la principal arma con la que pretende destronar al rey Facebook, y a los príncipes Instagram, Twitter… todas estas redes sociales, basan la publicación de los contenidos a sus usuarios a través de un algoritmo, que a su vez se basa en aquellas publicaciones con las que has interactuado más.

La diferencia es que Vero ofrece a sus usuarios la posibilidad de establecer contenidos prioritarios, y qué publicaciones ver de las ofrecidas por tus contactos. Por ejemplo, te permite ver la música que comparte tu prima Canilda, la del pueblo, pero no ver sus actualizaciones de temática política.

¿Cómo se gana el pan?

El otro aspecto que la diferencia de las redes sociales que conocíamos hasta ahora. Hasta este momento, la mayoría de las redes sociales ofrecen a sus usuarios un servicio gratuito, cobrando a los anunciantes que se integran dentro de ellas. Lo que pretende Vero, es vender un servicio sin publicidad, cobrando a sus usuarios.
Ahora bien, hasta este momento, el servicio es gratuito, y la red social aún no ha anunciado cuánto cobrará a sus usuarios ni cómo será el modelo de suscripción.

¿Su dueñ@?

¡Ojo al dato! Se trata de Ayman Hariri, hijo del que fuera primer ministro de Líbano Rafic Hariri, que amasó la mayor parte de su fortuna a través de tramas corruptas a partir de negocios inmobiliarios, muchos gestionados desde la constructora Oger, de la que Ayman fue director ejecutivo y vicepresidente. Además, esta compañía ha sido acusada de explotación laboral y más escándalos.

Vayamos ahora al aspecto más importante:
La realidad es que, aun teniendo ya un período de vida de 3 años, Vero ofrece multitud de fallos y errores (en su buscador, a la hora de publicar…) que desembocan en que su uso resulte malo y desesperante.

La conclusión es que los desarrolladores de esta “nueva” red social han pretendido conjugar los aspectos más destacables de las redes sociales más populares, consiguiendo algo inocuo, totalmente imperfecto y malo.

Con todo ello, me lanzo a aventurar que esta red social caerá en el olvido tan pronto como pasen los días. El hecho de que te cobren por tener presencia virtual es algo a lo que la gran mayoría de los usuarios no están dispuestos hoy en día, a lo que hay que sumar que no dispone de ningún elemento de vital importancia, que la haga diferente y la resalte frente a las demás, ya que, aunque no son pocos los usuarios que se quejan del famoso “algoritmo de Facebook”, no parece que sea un elemento con el suficiente peso como para provocar la migración.

En definitiva, la respuesta también es sencilla: No, no y no.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Gravísimo error en la campaña "Vuelta al cole" de El Corte Inglés

El Corte Inglés se lleva el premio a peor y más machista anuncio del año

Facebook ofrece cursos de Community Manager gratis